Yo me contagié de felicidad, cuento solidario a favor de Fundación Bertín Osborne
“Yo me contagié de felicidad”, cuento solidario a beneficio de Fundación Bertín Osborne

Desde mediados de marzo, nos hemos visto inmersos en una situación que miraras donde miraras, todo era negativo. Sin embargo, las familias han tenido la oportunidad de paralizar el tiempo para algo que parecía olvidado: pasar el tiempo juntos. Y, a ojos de niños y niñas, esto cambia totalmente la visión del confinamiento y Estado de Alarma. “Cambiar la forma en que ves” ha sido el punto de partida de la escritora Zayra Abascal para crear un cuento donde los protagonistas son los niños y niñas, que responden a una pregunta que quizás para algunos adultos nos cuesta más: “¿Por qué fuiste feliz en la cuarentena?”

 

 

 

“Yo me contagié de felicidad: el cuento feliz del coronavirus” es un cuento en el que la familia cobra importancia. Y por ello nos hace mucha ilusión ser parte de este proyecto solidario, pues sus beneficios se destinarán a Fundación Bertín Osborne, la fundación de las familias, para poder realizar proyectos de apoyo y ayuda a familias de niños y niñas con discapacidad.

“los pequeños son grandes maestros y, en estos días, nos hemos dado cuenta”

  Puedes comprarlo en amazon o en la web zayra.es 

 

 

 

¿Quieres conocer más este proyecto?

Hemos hablado con Zayra, quien durante la cuarentena miró a sus hijos y se dio cuenta que su visión era diferente, que  “ellos no juzgaban, solo actuaban de manera que buscaban su felicidad en el día a día.” 

En “Yo me contagié de felicidad”, las historias las cuentan los niños y niñas, ¿nos sorprenderá su visión de la cuarentena?

Totalmente. Creo que, si el libro hubiera sido escrito por adultos, el resultado no hubiera sido el mismo. Las respuestas nos enseñan que la realidad que vives está en función de cómo la interpretes. Es muy bonito poder ver esta situación a través de mirada de un niño. Ha sido un filtro maravilloso del que todos podemos aprender. La idea era recuperar la mirada inocente para ver el lado positivo de una situación que había cambiado nuestro día a día.  Siempre digo que los pequeños son grandes maestros y, en estos días, creo que nos hemos dado cuenta.

¿Crees que les es más fácil ver las cosas positivas de una situación como ésta?

Creo que esta y cualquier situación que se nos presenta compleja, es mejor verla desde la positividad y afrontarla como una oportunidad de aprendizaje. Esto nos hará ser más flexibles y predisponernos a utilizar la creatividad y los recursos que tenemos para sacar nuestra mejor versión y salir reforzados de ella. No es fácil, requiere entrenamiento y dosis de esfuerzo, pero es posible.

Tras ver los mensajes que has recibido para el libro, ¿crees que las familias saldrán fortalecidas de algún modo tras la cuarentena?

Creo que hemos tenido la oportunidad de paralizar el tiempo para algo que se nos había olvidado a todos: pasar tiempo en familia. Hemos dejado de “correr por la vida” para sentarnos a comer en familia, desempolvar juegos y atrevernos a hablarnos y abrazarnos. En definitiva, conocernos mejor. Nos hemos dado cuenta de que la unión hace la fuerza. Es en los momentos de crisis donde aprendemos a valorar lo que tenemos, y si hemos aprendido a valorar que el amor de los que te quieren, habremos salido fortalecidos.

¿Por qué elegiste a la Fundación Bertín Osborne como destinataria de este proyecto solidario?

Creo que la Fundación realiza una labor encomiable con las familias, apoyando su bienestar a través de la gestión emocional. Me pareció un enfoque muy apropiado, ya que la calidad de vida comienza también con el aprendizaje de recursos encaminados a una madurez emocional, que en muchos de los casos no se aborda. Si los padres se encuentran fuertes emocionalmente y con recursos adquiridos, podrán brindar mejores condiciones para sus hijos. Creo que realizáis una labor que está estrechamente relacionada con lo que intento reflejar a través de la escritura emocional. Por eso elegí la Fundación Bertín Osborne.

Y tú, ¿te has contagiado de felicidad realizando el cuento? 

Creo que lo que das, lo recibes multiplicado. Y se ha cumplido. Siempre intento poner mucha ilusión en los proyectos, pero en este me he sentido muy feliz de haber podido crear junto a tantas familias nuestra pequeña “capsula feliz del tiempo”. Y si, además, llega a muchos hogares y se puede ayudar a más familias, creo que la felicidad es completa.


Descubre las más 40 historias de felicidad durante la cuarentena y… ¡contagiate de felicidad!

productos solidarios

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *